Sobre Colaboración y Vacunas, Javier Vegara, Director Ejecutivo Fundación Ciudad Emergente


En tiempo de Coronavirus, el lector sabe que estamos viviendo el experimento social más descabellado que jamás nunca habríamos imaginado y los conejillos de indias somos nosotros mismos. Las respuestas que han emergido para “mitigar” y “adaptar” nuestros territorios y costumbres nos han abierto preguntas sobre la privacidad de nuestros datos, la densidad y salubridad de los espacios urbanos o la capacidad del territorio de sostener a miles de personas cuando restringimos la movilidad de individuos. Las restricciones exigidas también nos han sacado como sociedad al pizarrón con temas como la solidaridad intergeneracional y los desiguales impactos que genera en distintos grupos socioeconómicos. La aparición de cielos limpios, peces y animales salvajes en la ciudad nos recuerda que estamos comenzando la década con un experimento social y económico inédito, el mismo decenio que nos queda para frenar y mitigar un cambio climático que amenaza con enfermar gravemente el planeta que nos sostiene a todos.

El Gobierno anunció un plan para rescatar la economía equivalente al 4.7 por ciento del PIB nacional. ¿Qué porcentaje del PIB debemos invertir para acelerar la modernización de nuestras instituciones públicas y privadas para ponerlas en condiciones de responder efectivamente a los desafíos actuales y por venir?

En Fundación Ciudad Emergente trabajamos en Chile y Latinoamérica utilizando el espacio público como un laboratorio donde se prueban acciones rápidas de implementar, pero con capacidad de generar efectos en el largo plazo. Hoy estamos retomando la colaboración con Fundación PLADES, organización regional que trabaja hace años junto a vecinos, instituciones y autoridades promoviendo el desarrollo territorial sostenible para la cuenca del Llanquihue. Mientras decenas de laboratorios científicos trabajan para producir una vacuna contra el COVID, podría ser un buen momento para que instituciones públicas y privadas nos pongamos a colaborar intensamente para convertir esta crisis en un gran laboratorio para desarrollar otro tipo de “vacunas”, esta vez que nos ayuden a ganar la pelea contra enfermedades territoriales, sociales y medioambientales tal vez más silenciosas pero no por ello menos letales.

Fundación PLADES Frutillar

Av. Bernardo Philippi 753, Frutillar, Región de los Lagos

  • Negro Twitter Icono
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
UNSDG_Logo_2016_SP.png
200-ODS-11.gif

© 2019 diseñado por Beéche