La Causa del Árbol Urbano, columna de Consuelo López, Fundación PLADES


Se acaba de celebrar el día mundial del árbol y en Chile estamos iniciando la brutal temporada de poda de árboles urbanos, una acción que por sí sola destruye el potencial de tantas calles y espacios públicos del país de un modo silencioso y anónimo, como un mal cáncer.

Esta práctica no sólo afea nuestras calles, también mutila la función más atingente del árbol; combatir la polución de las ciudades y reducir la propagación de enfermedades respiratorias gracias a la cualidad de los árboles de convertir el CO2 en oxígeno. Es necesario comprender el arbolado urbano como una inversión en salud, y por ello la urgencia en preparar el espacio público con acciones concretas y de bajo costo, acciones que a mediano plazo además nos ayudarán a enfrentar los efectos que el cambio climático nos depara.

El año 2019 la Municipalidad de Frutillar encargó a Fundación PLADES desarrollar un programa para la implementación de un plan de arborización para la ciudad. Un programa de este tipo no sólo debe contemplar la plantación de nuevos árboles: es una estrategia que incluye rescatar ejemplares existentes, junto a un plan de mantención que considere capacitaciones, bases técnicas y una ordenanza que permita proteger y definir los procesos de acción adecuados para contratistas, vecinos y operarios municipales.

Estamos en medio de una crisis que ha drenado las arcas municipales, sin embargo, junto a vecinos y funcionarios jugados, estamos determinados a dar un primer paso de este plan arborizando un tramo de una de las principales avenidas de la ciudad. Estos procesos deben ser incrementales y participativos con el objetivo de crear colectivamente una "cultura del árbol urbano"; si tenemos éxito estimamos que en un plazo de tres a cinco años se debería poder mejorar dramáticamente la cara de la ciudad. Lo mejor es que todo esto se puede hacer sin grandes inversiones, sólo ejerciendo constancia y eliminando la práctica de poda indiscriminada.

Hoy más que nunca se requiere de vecinos, empresarios y autoridades que abracen causas de futuro. Invitamos a todos a plantar y cuidar árboles -en veredas y antejardines- que en pocos años más nos regalen oxígeno, color y belleza.

Fundación PLADES Frutillar

Av. Bernardo Philippi 753, Frutillar, Región de los Lagos

  • Negro Twitter Icono
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
UNSDG_Logo_2016_SP.png
200-ODS-11.gif

© 2019 diseñado por Beéche