Comunas Pequeñas y Ordenamiento Territorial - Tomás Cortese, director ejecutivo F. Plades


El 68% aprox. de los 346 Municipios en Chile cuentan con 25 mil habitantes o menos, muchos de ellos con pequeños centros urbanos con un alto potencial de crecimiento. Es el caso de ciudades como Llanquihue, Frutillar, Pitrufquén, solo por nombrar algunas adyacentes a la Ruta 5.

Los procesos de cambio demográfico y migración hacia comunas intermedias y pequeñas son una tendencia clara que ya está poniendo gran presión sobre territorios que aún no están preparados. Se puede prever que, dadas las herramientas e incentivos disponibles, las soluciones de vialidad, saneamiento, vivienda y espacio público vendrán como una reacción tardía a crisis de congestión, degradación medioambiental, encarecimiento y deterioro de la calidad de vida. Dada su población aún baja en términos relativos, a estos territorios les cuesta atraer recursos para el tipo de estudios e inversión pública y privada que les permitan ADELANTARSE a las situaciones para capitalizar oportunidades y evitar crisis previsibles.

Ad portas de la instalación de un nuevo gobierno es importante re-mirar las propuestas programáticas relacionadas con descentralización y ordenamiento territorial. Acá nos permitimos compartir un extracto sintetizado de una sección:

“En la última década se han instalado varias políticas territoriales (PNDU, PNDR, PNOT); todas priorizan la descentralización y la participación, sin estar organizadas como un todo coherente sobre la gestión del territorio, impidiendo una participación e integración intersectorial efectiva. La Ley de Ordenamiento Territorial será el marco normativo que unifique actores y metodologías, y garantice el cumplimiento de estándares mínimos para el desarrollo territorial. Esta ley, además, debería sugerir una zonificación a nivel regional con perspectiva de protección ambiental, económica y social. Cada Gobierno Regional será responsable de planificar y normar su territorio con las herramientas y los objetivos planteados en dicha ley.” (Extracto programa gobierno Gabriel Boric, 2021)

El desarrollo de las ciudades pequeñas puede ser un caso de éxito, actuando como epicentros urbanos compactos y bien administrados en sinergia con una ruralidad vibrante, en equilibrio con la naturaleza. En PLADES estamos convencidos de que hay una oportunidad tan latente como posible, concreta y visionaria para Chile. La Ley de Ordenamiento Territorial propuesta por la nueva administración podría ser una llave maestra para ayudar a desbloquear ese potencial.