Bibliotecas, agentes y articuladores de cultura. Columna de Sonia Núñez, Frutillar Ciudad Creativa


A más de un año en que distintas reparticiones culturales han debido cesar o restringir su funcionamiento como medida necesaria frente al contexto sanitario, con el alto impacto que ello ha conllevado, es aplaudible ver cómo innumerables redes de comunidades interesadas en la cultura se han articulado con el propósito de compartir estrategias, metodologías y experiencias que permiten dar acceso y continuidad al desarrollo de su quehacer.


En el mundo de las letras, las Bibliotecas Públicas han hecho lo propio, y en la presente semana, en que nos aprontamos a festejar un nuevo “Día Internacional del Libro y Derecho de Autor”, este viernes 23 de abril, es destacable que, tan pronto como inicia la expansión pandémica, las bibliotecas pusieron su más alta capacidad de innovación y reinvención al servicio de las comunidades para continuar con la importante tarea de motivar y provocar curiosidad por la lectura y la expresión literaria, que hemos visto a través de la implementación de préstamos semipresenciales y virtuales (biblioteca digital y audiolibros); programas virtuales de animación a la lectura (jornadas de narración oral, recomendaciones y críticas literarias, conversatorios, lanzamientos de libros y más), muchas de ellas realizadas en estrecho vínculo con otras expresiones artísticas, generando actividades de alto interés con la presencia de músicos, pintores, actores, cineastas, bailarines y otros que han sido generosos e indispensables, contribuyendo, además, a la sostenibilidad de los espacios creativos de toda índole.


Claro ejemplo de esto ha ocurrido en Frutillar, donde la Biblioteca ha sido un ente fundamental para mantener conectada la rica oferta cultural de la comuna. Desde aquí se produce “Sintonía Cultural”, programa semanal de difusión de creadores y cultores locales, que nace de la Mesa de Ciudad Creativa, y que ha dado origen a otras instancias de difusión del quehacer cultural regional, como el Canal de Ciudad Creativa TV. Las alianzas público-privadas que impulsan estas innovadores soluciones a la distancia física que debemos mantener, se convierten así en nuevas formas que validan la asociatividad como una forma de ampliar el alcance de artistas y audiencias, conectar a creadores entre sí, y sostener el desarrollo integral de las comunidades.